domingo, 24 de octubre de 2010

Caminos

Van de noche los arrieros. Oscuridad pintada de luna llena. Hay un camino dormido; hay otro desconocido. Llevan animales los arrieros. Escuchan al jilguero que anuncia el amanecer. Los caballos intentan dudosos una huella segura. El jilguero los monta y les pica el lomo. Les canta la esperanza de claridad.
Va amaneciendo la luna llena. El jilguero la arrastra por el camino oscurecido. Buscan la huella segura para los arrieros dormidos. Los animales montan al lomo de los caballos. Los arrieros toman el camino desconocido.
Van dormidos los caballos. Cantan anunciando que se han perdido. La luna pintada de noche deja su huella en el camino. Sin esperanza de claridad un canto oscuro. Un canto que anuncia: no hay huella segura y un solo abismo al final de los caminos.
.

1 comentario:

  1. Te querría dejar una crítica literaria, con opiniones bien fundamentadas, pero no me sale...así que te cuento que me gustó mucho este texto, vi el campo, la luna, los caballos... me sentí ahí, y el final fue de esos que me hacen decir que si con la cabeza.

    ResponderEliminar

Se donde viven